Un intruso en Pucón

20 abril 2009

Por Andrés Duarte y Marcos González (Agrupación Canopus)

ovni-sobre-el-rio-trancura

Hace un par de meses llegó al buzón de Canopus la singular fotografía que se muestra arriba. La imagen, remitida por un estudiante de Bioquímica, fue captada en el río Trancura, en Pucón (Novena Región). La intención del fotógrafo era captar a un grupo de personas que practicaban rafting. Con dificultad se puede apreciar a la distancia las balsas que se desplazan sobre las aguas del Trancura. Sin embargo, esta circunstancia pasó a un segundo plano cuando posteriormente contemplaron la imagen, ya que en el cielo apareció un oscuro objeto con forma de plato que sobre el lugar nadie vio. ¡Un ovni fantasma!

Con respecto al ovni, salta a la vista un incómodo detalle que debiera activar nuestras alarmas: El objeto se ve muy oscuro. Como es sabido, la dispersión de la luz en la atmósfera depende de la distancia existente entre el observador y un objeto avistado. Mientras más alejado se encuentre un cuerpo opaco (que no posee luz propia), más brillante se verá en un registro fotográfico. Por el contrario, mientras más cercano se encuentre el objeto, más oscuro se va a ver, debido a la escasa dispersión lumínica que allí se produce. A juzgar por lo que muestra la captura, éste parece ser el caso.

Un examen más profundo de la imagen, practicado por Andrés Duarte (analista de Canopus), no sólo permite confirmar esta sospecha, sino también conocer un valor estimado de la distancia cámara-objeto y el tamaño del mismo:

Datos de la fotografía

De acuerdo con el EXIF (especificaciones para formatos de archivos de imagen usado por las cámaras digitales, incrustado dentro de los mismos), estos son algunos datos relevantes que podemos extraer de la fotografía:

Número f (N) = 4,50 (es la razón entre la distancia focal y el diámetro de apertura efectivo)

Distancia focal (f) = 25,10 mm (es la distancia entre el punto focal y la superficie del lente)

Altura EXIF de la imagen = 2.272 píxeles

Las dimensiones del sensor de la cámara son: 5,27 x 3,96 mm. Luego se utilizará el valor del ancho del sensor (d).

Determinación de un valor para la distancia cámara-objeto

El círculo de confusión es la imagen desenfocada de una fuente puntual de luz. La imagen borrosa es una convolución entre la imagen nítida y el círculo de confusión, entonces este último se obtiene por deconvolución. En este caso, el diámetro del círculo de confusión (coc) es de unos 20 píxeles. Utilizando este dato podemos obtener un nuevo valor para esta variable (Coc), pero expresado en milímetros:

Coc = (coc x d)/Altura imagen = (20 pix x 5,27 mm)/2.272 pix = 0,046 mm

Ya que la fotografía está enfocada al infinito, usamos la fórmula del círculo de confusión para fotos enfocadas al infinito y obtenemos la distancia (S) entre el objeto y la cámara:

S = f^2/(N x Coc) = (25,10 mm)^2/(4,50 x 0,046 mm) = 3.040 mm (unos 3 metros)

Una vez restaurada la imagen, es posible aducir que el presunto ovni tiene una longitud en la fotografía (L) de unos 40 píxeles.

Determinación de un valor para la longitud del objeto

Luego, a partir del ancho del sensor obtenemos el campo visual horizontal de la foto (field of view):

FOV = 2 x atan (d/2f) = 2 x atan [5,27 mm/(2 x 25,10 mm)] = 12°

El tamaño angular (t) del objeto es:

t = (L x FOV)/Altura imagen = (40 pix x 12°)/2.272 pix = 0,2°

Entonces, el tamaño lineal del cuerpo es:

2 x S x tan (t/2) = 2 x 3.040 mm x tan (0,2º/2) = 11 mm

De acuerdo a esa distancia cámara-objeto (unos 3 metros) y al tamaño angular del cuerpo (0,2º), el presunto ovni tiene una longitud aproximada de 1 cm.

A partir de este análisis es posible inferir que el objeto de la fotografía es probablemente sólo un insecto.

CUADRO RESUMEN DEL CASO

cuadro-resumen2

 

 

 

 

 

 

Este artículo fue publicado originalmente en el blog de La Nave de los Locos:
http://navelocos.blogspot.com/2009/03/un-intruso-en-pucon.html

Si desea contactarse con la Agrupación Canopus, escriba al correo: acanopus@gmail.com

 


Iker Jiménez y la desclasificación que no fue

5 abril 2009

Por Marcos González (Agrupación Canopus – Chile)

La noticia alusiva a una reciente “desclasificación de documentos ovni por parte del Ejército de Chile” se ha transformado con el correr de los meses en una falacia titánica, alcanzando ribetes insospechados, sobre todo en el extranjero.

Uno de los episodios más sorprendentes al respecto fue protagonizado hace algunos meses por el español Iker Jiménez. A través de su programa “Cuarto Milenio” del 13 de mayo de 2007, que emite la estación televisiva “Cuatro” de España, Jiménez no sólo planteó este asunto como un hecho verídico, sino que además presentó seis documentos gráficos supuestamente “desclasificados” como consecuencia de este “proceso militar”; un proceso que NUNCA EXISTIÓ.

Desde un comienzo la cosa partió mal: “El Ejército chileno, la Fuerza Aérea y la Marina desclasifican imágenes sorprendentes a todas luces…”. Poco le faltó a Iker para decir que también desclasificaron sus archivos Carabineros de Chile, la Defensa Civil y la Cruz Roja… Exageración al máximo, un pequeño atisbo de lo que se vendría.

Más adelante el investigador, sin ningún tapujo, señaló textual lo siguiente: “Documentos oficiales del Ejército chileno. Algo ha ocurrido para que por lo menos ocho filmaciones hayan salido a la luz. Filmaciones obtenidas siempre por testigos de elite, por militares. Para muchos son casos que no se pueden resolver que demuestran, que a pesar de que hay todavía voces que dicen que el fenómeno ovni ha muerto, que ya no existe, siguen ocurriendo casos“.

¡Qué rosario de mentiras! No había escuchado tanto disparate desde los programas del ufólogo ecuatoriano Jaime Rodríguez. Contrariamente a lo que él manifiesta, la mayoría de esos videos no salieron a la luz pública recientemente. Y los autores de varios de esos registros son civiles, no personal militar. Haré a continuación una breve reseña de todos los casos videográficos “desclasificados” que el investigador presentó en aquel episodio de “Cuarto Milenio” con el fin de demostrar cuán perdido está este incansable “buscador de LA VERDAD”.

Caso 1: Se aprecia un cuerpo brillante y de apariencia circular que se mueve por el cielo en presencia de varios helicópteros militares.

imagen-1

Este registro fue obtenido el 19 de septiembre de 1998 durante la celebración de la Parada Militar, un evento que se realiza todos los años en el Parque O’Higgins (un espacio público) de Santiago de Chile. La grabación ha sido difundida por el ufólogo local Rodrigo Fuenzalida (del grupo AION) en innumerables oportunidades, prácticamente desde su origen. Que Iker nunca la haya visto no significa que estuvo secuestrada por los militares.

Caso 2: Se observa un objeto blanco, brillante y estático en las alturas.

imagen-2-y-7

De todos los videos exhibidos por Iker, éste es el único que, en efecto, se dio a conocer masivamente en los últimos meses. Se trata de un registro que realizó un marino chileno a bordo de un buque de la Armada el 22 de noviembre de 2000, sobre el mar de Antofagasta (norte de Chile). Sin embargo, su difusión no obedece a una “liberación” de origen militar como él afirma con tanta convicción. Más adelante este interesante caso será abordado de forma detallada.

Caso 3: Se aprecia un cuerpo con forma de argolla en presencia de aviones militares.

imagen-3

Esto es obtenido en el sur de Chile, por militares chilenos que lo han dado a conocer ahora, o sea, han pasado exactamente 10 años“, apuntó el investigador mientras observaba la grabación. Este video, captado en Pucón el 28 de febrero de 1997, no fue efectuado por militares ni estaba clasificado. Fue registrado por Carlos Ruminot, un controlador de tránsito aéreo (acá más información). La argolla de humo blanca (explicada satisfactoriamente como un anillo de vórtice) apareció en medio de una presentación pública que brindó el grupo de acrobacias “Los Halcones” de la Fuerza Aérea de Chile (Fach). El video es conocido públicamente en Chile desde hace mucho, mucho tiempo. Incluso fue exhibido durante uno de los episodios de la primera temporada del programa “OVNI” que transmitió Televisión Nacional de Chile (TVN) en el año 1999. Decir que fue dado a conocer ahora es una falacia del porte del Titanic.

Caso 4: Se observa otro objeto con forma de argolla.

imagen-4

Este documento gráfico se logró en la misma exhibición aérea citada anteriormente. Su autor fue un vendedor de la zona llamado Víctor Jara. Y al igual que en el caso previo, este video también fue dado a conocer en uno de los capítulos del programa “OVNI” de 1999.

Caso 5: Se aprecia un grupo de varios cuerpos oscuros y de “aspecto humanoide” que se desplazan por el cielo a plena luz del día.

imagen-5

Este video, que data del 31 de enero de 1998, fue registrado desde la comuna de Maipú en Santiago de Chile. Iker Jiménez señaló que la grabación fue efectuada “en un destacamento militar“. Eso es completamente falso, porque el documento se hizo durante la celebración del cumpleaños de un niño. Pero las falacias del conductor no pararon ahí. También indicó que el registro permaneció “diez años bajo el secreto de los archivos militares chilenos“. No sé de dónde habrá sacado esa falsedad, porque al poco tiempo de haber sido realizado, el video pudo ser contemplado abiertamente a través de la televisión chilena. Una prueba de ello (aunque mucho más “reciente”) es esta entrevista del año 2003, donde un investigador local de los ovnis se refiere a los análisis practicados sobre la cinta.

Por lo demás, la grabación no pudo estar oculta durante 10 años si la misma acaba de cumplir una década el 31 de enero recién pasado… ¡Jiménez miente hasta con los números!

Caso 6: Un objeto cruza por delante de la cámara en presencia de un avión militar.

imagen-6

Esta cinta, que pertenece a los archivos de Rodrigo Fuenzalida, fue obtenida en la ciudad de Temuco, en agosto del año 2000, y también, durante una exhibición aérea. El ufólogo ha presentado este video públicamente en varias oportunidades a través de sus conferencias.

LAS COSAS COMO SON

La bombástica noticia sobre la “desclasificación” surgió en la víspera (y de la mano) de las Décimas Jornadas Ufológicas de Viña del Mar, realizadas los días 6 y 7 de febrero de 2007. Rodrigo Fuenzalida, presidente del grupo AION, es el ufólogo pro-ovni más reconocido de estas latitudes y la principal figura detrás de este tradicional evento que cada año congrega a heterogéneos representantes de la ufología tanto nacional como internacional.

Rodrigo Fuenzalida se exime de cualquier responsabilidad en lo que concierne a este invento mediático. Según el ovnílogo, el cuento de la desclasificación habría nacido en las oficinas de una agencia extranjera de noticias. Así lo señaló en el foro de discusión de su grupo AION.

En el marco del citado congreso ovni ocurrieron dos hechos significativos que, a todas luces, propiciaron la involuntaria (¿?) confusión de los medios:

1. La participación de un oficial activo del Ejército chileno.
2. La difusión de un video inédito captado desde un buque de la Armada nacional.

1. El Capitán del Ejército de Chile, Rodrigo Bravo, participó en el simposio ofreciendo una conferencia, previa autorización de su Comandante en Jefe. Su ponencia consistió en un repaso de la tesis que efectuó entre los años 2001 y 2002 para obtener el grado de Piloto de Brigada Aérea del Ejército. La misma lleva por título “Introducción al fenómeno OVNI. Consideraciones para la seguridad aérea”. Este trabajo, sin embargo, no representa en absoluto la posición oficial de este estamento frente al tema de los ovnis. Por el contrario. El Ejército se desmarca de este estudio, a tal punto que el oficial se vio en la obligación de aclarar al comienzo de su exposición que las ideas y opiniones allí vertidas sólo lo representaban a él y no a la institución a la cual pertenece. Esta aclaración, al parecer, pasó completamente desapercibida, porque varios medios más tarde insinuaron o directamente afirmaron todo lo contrario.

La columna vertebral de esta tesis está constituida por un conjunto de incidentes ufológicos “no identificados” que fueron protagonizados por personal aeronáutico del mundo civil y militar (en este artículo profundizo en uno de esos casos que marcó a fuego a la ufología de mi país). Pero tales episodios no podrían rotularse como “desclasificados” porque la comunidad ovni local los conoce desde hace largo rato. De hecho, Rodrigo Bravo dictó esta misma ponencia el 30 de mayo de 2002 en el marco de las conferencias públicas que organizaba el CEFAA (Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos) en las dependencias de la Escuela Técnica Aeronáutica en Santiago de Chile.

2. El otro hecho trascendente que contribuyó a la confusión mediática guarda relación con el inédito video de un presunto ovni que realizó un marino chileno a bordo de un buque de la Armada, el 22 de noviembre de 2000, el mismo que Iker Jiménez presentó en su programa y que previamente listé como Caso 2. El documento gráfico, en efecto, se dio a conocer masivamente a comienzos de febrero de 2007. Pero no fue el Ejército quien develó el video a la opinión pública, sino que fue Rodrigo Fuenzalida el responsable de “desclasificar” la grabación. Y digo “desclasificar” porque ése es el término que desatinadamente utilizaron ciertos medios de comunicación (ver esta crónica y ésta también, publicadas por El Mercurio de Antofagasta, a modo de ejemplo) aun cuando su uso en dicho contexto es absolutamente erróneo. Este concepto sólo se emplea cuando se habla de información oficial, ya sea gubernamental, corporativa o legal; nunca cuando se trata de un particular, como en este caso. Por lo tanto, lo que hubo aquí fue a lo sumo una oportuna divulgación, ya que el ovnílogo decidió exhibir el documento justo cuando se encontraba a las puertas de su congreso ufológico.

Fuenzalida sólo expresa palabras de elogio hacia este registro. Incluso llegó a manifestar que “éste era un video ovni, con todas las de la ley”. Es decir, una evidencia irrefutable, un caso redondito, inexplicable… Pero ése es un discurso difícil de tragar (para los más críticos de paladar), porque existe evidencia circunstancial de peso como para afirmar que lo videograbado por el marino chileno no es más que un globo MIR. Si bien es cierto que dicha grabación era inédita hasta hace poco, ya se conocían por lo menos otros 2 registros audiovisuales del mismo avistamiento; es decir, captados el mismo día, a la misma hora y en la misma zona geográfica. El investigador trasandino Luis Eduardo Pacheco ofrece en su sitio web mayores detalles respecto de estos otros registros, obtenidos a partir de la visualización de un globo estratosférico del tipo MIR mientras surcaba el espacio aéreo de Chile. El video del marino chileno muestra un cuerpo blanco y luminoso que se encuentra aparentemente suspendido en el firmamento. Es por tanto, un objeto que presenta un comportamiento anómalo igual a cero. Atendiendo a las características físicas del fenómeno y las circunstancias espacio-temporales del avistamiento, podemos afirmar que el suceso es idéntico a otro incidente que ocurrió el 16 de febrero de 2001. En aquella ocasión, otro globo MIR lanzado desde Baurú (Brasil) provocó también un avistamiento masivo en la misma zona geográfica del país.

A la luz de estos antecedentes, está más que claro que el Ejército chileno como tal no desclasificó ningún documento ovni. Pero muchos medios de comunicación no lo entendieron de esa forma y publicaron con desparpajo cosas que no guardan ninguna relación con la realidad. Ansalatina.com, a modo de ejemplo, difundió el 7 de febrero una breve crónica que comienza de la siguiente manera:

Militares revelan imágenes de ovnis

Santiago de Chile, 7 (ANSA) – Militares chilenos mostraron por primera vez fotos y videos de objetos voladores no identificados (OVNIS) captados por las Fuerzas Armadas entre 1995 y 2000.

¡Falso, falso y recontrafalso!, porque el capitán Bravo (único militar activo que expuso en el congreso) no presentó ni siquiera UNA imagen inédita de algún presunto ovni captado en Chile.

Otra situación aún más ilustrativa de lo anterior tuvo lugar en el programa matinal que emite el canal estatal de la televisión chilena. En la mañana del 7 de febrero de 2007, Rodrigo Fuenzalida fue invitado para que hablara de ovnis y promocionara su congreso que se inauguraría esa misma tarde, a unos 120 kilómetros de la capital. En la oportunidad el ufólogo mostró un adelanto de los registros audiovisuales que serían exhibidos durante la reunión. El video ovni de Antofagasta fue, desde luego, el primero en salir al ruedo. Como se puede observar en el fotograma siguiente (extraído de dicha emisión), una desafortunada expresión acompañó al registro durante largos pasajes de su proyección: “CONOZCA ARCHIVOS OVNIS DESCLASIFICADOS POR LA ARMADA“.

imagen-2-y-7

Fuenzalida se hizo el desentendido, o bien, no se percató, porque no profirió palabra alguna tendiente a remediar tamaña equivocación.

Repito lo que ya dije con anterioridad; ni la Armada, ni el Ejército ni la Fuerza Aérea desclasificaron documento ovni alguno.

Ya sea por absoluta ignorancia o tergiversación premeditada, Iker Jiménez ha demostrado, una vez más, ser un investigador indigno de confianza al proferir sin tapujos tantas barbaridades sin fundamentos.

La bullada desclasificación de documentos militares sobre ovnis en Chile nunca existió y, por ende, tampoco hubo registros gráficos asociados a este ficticio proceso. Esto, sin embargo, no será un impedimento para que esta falsa creencia siga ganando cada vez más adeptos. Un notable ejemplo de lo anterior ha quedado perfectamente plasmado en un reciente número de la revista brasilera “UFO”, que dirige Ademar Gevaerd, y en cuya portada se puede leer más o menos lo siguiente (costado derecho de la edición):

Apertura: Después de Chile y Francia, ahora Inglaterra informa que va a abrir sus archivos.

imagen-8

Antes de finalizar, quiero agradecer al internauta que se dio el trabajo de subir a Youtube los fragmentos de aquel episodio de “Cuarto Milenio”. De no ser por él, las falacias de Iker Jiménez respecto de este tema habrían permanecido en la impunidad por mucho tiempo… probablemente.

Pero también quiero dejar planteadas algunas incógnitas que no he podido despejar. ¿De dónde sacó el investigador español esos materiales audiovisuales? ¿Quién será el ufólogo que le hizo tragar a Iker toda esa retorcida información? ¿O será que él lo inventó todo por iniciativa propia? He aquí un enigma de verdad, digno de ser desentrañado.

 
ENLACES RELACIONADOS

Parte I: http://www.youtube.com/watch?v=lbAgVjhYeg0
Parte II: http://www.youtube.com/watch?v=j1pSMLtfGpU
Parte III: http://www.youtube.com/watch?v=1LBoD92gNbg
Parte IV: http://www.youtube.com/watch?v=AZc0quRUByc

 

Este artículo fue publicado originalmente en el blog de La Nave de los Locos:
http://navelocos.blogspot.com/2008/03/iker-jimnez-y-la-desclasificacin-que-no.html

Si desea contactarse con la Agrupación Canopus, escriba al correo:
acanopus@gmail.com


Yo grabé un ovni

2 abril 2009

Por Andrés Duarte & Marcos González (Agrupación Canopus – Chile)

Venus volvió a hacer de las suyas y es el responsable de haber suscitado, por enésima vez, el avistamiento de lo que se creyó era un ovni sobre los cielos de la Quinta Región (Chile). El hecho se dio a conocer el 22 de septiembre a través del diario La Estrella de Valparaíso.

2007-09-22-la-estrella-de-valparaiso-p11

Rebeca Vásquez es la testigo principal de esta historia. Ella contó que hace algunos días su esposo escuchaba la radio mientras se dirigía hacia su trabajo. Eran alrededor de las 6 de la mañana. A través de la radio él se enteró sobre la presencia de un supuesto ovni que a esa hora estaba siendo observado en el sector de Concón. Acto seguido, le avisó por teléfono a su esposa y ella se levantó para mirar por una de las ventanas de su domicilio, ubicado en la población Expresos Viña, en la parte alta de la ciudad de Viña del Mar.

En ese momento pudo advertir una intensa luz circular que permanecía estacionada hacia el sector oriente. Minutos después, ya recuperada de la primera impresión, la testigo cogió su cámara de video y comenzó a registrar el fenómeno. El “ovni” cambiaba de formas y de colores. Rebeca Vásquez logró videograbarlo durante unos 45 minutos. Luego el objeto desapareció.

Éste es uno de esos casos en los cuales no es necesario ver el video para saber qué hay detrás. Al amparo de las características físicas del fenómeno, su duración y las circunstancias espacio-temporales, es posible determinar que el avistamiento fue provocado por el planeta Venus. La carta astronómica adjunta demuestra que el astro estaba emplazado en la misma posición que ocupaba el “ovni” denunciado.

se1906sn

 El planeta todavía puede ser contemplado hacia el sector oriente, antes del amanecer, brillando de forma prominente y cambiando de colores.

Al igual como ocurrió con el caso de Algarrobo, Venus aquí también se encontraba situado a baja altura en el firmamento, lo que explica sus cambios de colores. Cuando un astro como Venus se posiciona cerca del horizonte visual, es posible notar impresionantes cambios de tonalidades como consecuencia de las múltiples refracciones que experimenta su luz en ese nivel. Esta situación suele desconcertar a las personas que no están familiarizadas con este tipo de efectos atmosféricos.

Otro hecho que causó gran extrañeza en la señora Vásquez guarda relación con los cambios de forma exhibidos por el fenómeno y que habrían sido registrados en la grabación de video, como se muestra a continuación:

triangulo2

Sin embargo, tales transformaciones en realidad fueron generadas por los componentes internos de la cámara de video que fue utilizada. Esta peculiar figura que se observa al capturar la imagen desenfocada de una fuente puntual de luz (Venus, en este caso) es lo que en distintos contextos se conoce como “círculo de confusión”, “bokeh” o “point spread function (PSF)”. El bokeh adopta la misma forma que la apertura o diafragma de la cámara, como se puede apreciar en el siguiente esquema donde se usa un diafragma triangular como ejemplo:

figura1http://www.luminous-landscape.com/essays/bokeh.shtml

Además la forma y distribución de brillo del bokeh puede alterarse por la difracción y por las aberraciones del lente.

En las cámaras compactas suele usarse diafragmas circulares intercambiables cuyo bokeh es circular, lo que da origen a los típicos “orbs”. Las cámaras más complejas utilizan iris de al menos cinco hojas, formando polígonos regulares. Pero hay otras cámaras compactas que usan iris de dos hojas y es en esos casos cuando se forman figuras que pueden variar desde cuadrados a rombos y a rectángulos, dependiendo del diseño y/o apertura del iris. Acá se pueden observar algunos ejemplos excelentes que ilustran la situación anterior.

En el video de la señora Vásquez la figura formada no es un triángulo, sino un rombo, que brilla más intensamente en su parte superior.

CUADRO RESUMEN DEL CASO

cuadro-resumen

 

ENLACES RELACIONADOS

Grabó un ovni desde su casa (La Estrella de Valparaíso, 22 de septiembre de 2007, p1)

Viñamarina grabó ovni desde su casa (La Estrella de Valparaíso, 22 de septiembre de 2007, p2)

¿Ovni o el planeta Venus?: Expertos analizan imágenes captadas en Viña (La Estrella de Valparaíso, 25 de septiembre de 2007, p28)

 

Este artículo fue publicado originalmente en el blog de La Nave de los Locos: http://navelocos.blogspot.com/2007/10/yo-grab-un-ovni.html

Si desea contactarse con la Agrupación Canopus, escriba al correo:
acanopus@gmail.com